Estudiar con el portátil está cada día más a la orden del día. Este es uno de los servicios que los responsables del cibercentro de La Lila están estudiando implantar en la sala de estudios habilitada en la planta superior del edificio.

La Lila podría contar en los próximos meses con la implantación del sistema WI-FI, que permite una conexión sin cables a la red y facilitaría el trabajo con el equipo personal dentro de las instalaciones del centro. "Al margen de los usuarios habituales que pueden necesitar combinar la red y el trabajo de mesa, cada vez son más los profesionales que quieren utilizar nuestras salas, pero que traen datos necesarios para su trabajo volcados en sus equipos personales por lo que el WI-FI se revela indispensable", apunta Rafael Secades.

Otro de los espacios que se pretende de potenciar es la sala de exposiciones con muestras que en lo posible se diferencien de la oferta de otras salas.

 

Fuente: La Voz de Asturias