La Lila dedicará una exposición al centenario del colegio Ursulinas

INAUGURACION DE UNA SALA EN EL CIBERCENTRO

El nuevo espacio se dedicará preferentemente a nuevas tecnologías

11/10/2003 G. FERNANDEZ

 

El cibercentro de La Lila inauguró ayer un nuevo espacio cultural. Se trata de una pequeña sala de exposiciones con vocación de marco de muestras sobre nuevas tecnologías, pero que también atenderá otros compromisos municipales. Las fotografías de Julián Sierra estrenaron ese foro artístico, que la primera quincena de noviembre acogerá una exposición dedicada al centenario del colegio ovetense de las Ursulinas.

La nueva sala, de pequeñas dimensiones, está instalada en uno de los locales del sótano del cibercentro. Ahora, y hasta el 24 de octubre, el artista Julián Sierra, hijo del pintor ovetense Carlos Sierra, presenta 31 fotografías seleccionadas de un trabajo que realizó en los últimos tres años. Es la primera muestra del joven creador, y así con ella cumple uno de los objetivos de este marco cultural, que es el favorecer la promoción de jóvenes valores.

PINTURA ECOLOGICA Las fotos de Sierra reflejan en su mayoría estampas urbanas de Madrid, la ciudad en la que reside. Son, explicó, imágenes espontáneas de la vida cotidiana.

La sala ya tiene comprometido su espacio hasta el próximo enero y, entre las muestras que ofrecerá, se encuentran la dedicada al colegio de las Ursulinas, que se presentará en ese marco porque el centro escolar estuvo al principio instalado en este chalé. También se prepara una exposición de acuarelas, y otra sobre pintura ecológica, esta ya más acorde con el propósito del nuevo espacio, según explicó su coordinador, Rafael Secades Riestra. Esa muestra la firmarán varios pintores cubanos que preparan piezas artísticas a partir de madera reciclada, utilizando serrín de distintos colores.

La sala se inauguró con la presencia del concejal delegado de Juventud, Gerardo Antuña, y de Gustavo Bueno Sánchez, como representante de la Asociación de Amigos de Internet, el colectivo que gestiona el cibercentro. 

 

Fuente: La Voz de Asturias